Salsa para pollo

Receta de salsa para pollo

Para pollo frito, asado o a la plancha. Para muslos de pollo, pechugas y pollo entero o troceado. En esta receta tienes salsas para todos ellos.

¿Quieres ver los ingredientes para Salsa para pollo?

Descubre los ingredientes para hacer Salsa para pollo pinchando aquí:

¿Cómo hacer salsa para pollo?

1

En esta receta vamos a explicar la elaboración de tres salsas para pollo distintas. Elegiremos la que más nos guste o la que más nos convenga en cada momento, según cocinemos la carne de pollo a la plancha, al horno, sean muslos, pechugas o pollo entero troceado.

Salsa de champiñones para pollo a la plancha:
2

Como esta salsa para pollo es para pollo a la plancha, lo ideal es que hagamos esta receta con pechugas. Lo primero que haremos es cocinar el pollo en una sartén con una pizca de aceite. Luego, en la misma sartén en la que hayamos hecho el pollo haremos la salsa de nata y champiñones.

3

Dejamos la sartén en el fuego con la mantequilla o el aceite (según prefiramos en cada momento) y cuando esté caliente sofreímos la cebolla cortada en brunoise con un poquito de sal.

4

En el momento en el que la cebolla cambie de color, añadimos los champiñones laminados y los salteamos a fuego medio-alto durante unos 3 minutos.

5

A continuación, añadimos el caldo de pollo o el vino blanco (o una mezcla de ambos) y removemos.

6

Dejamos un par de minutos a fuego fuerte, sobre todo si hemos usado vino para que se evapore bien el alcohol, e incorporamos la nata a la sartén. Salpimentamos todo y dejamos que hierva.

7

En ese momento, bajamos la potencia del fuego y mantenemos la sartén al fuego hasta que rompa el hervor. Dejamos que todo hierva durante unos 3-4 minutos (a fuego suave para que la nata no suba y no se salga de la sartén) y de esta forma la salsa reducirá un poco y espesará.

8

Condimentamos con un poquito de tomillo seco, mezclamos, retiramos del fuego y ya tenemos lista nuestra salsa para pollo a la plancha.

9

Para usar la salsa la podemos servirla sobre las pechugas de pollo o añadir éstos a la sartén para que se cocinen junto a la salsa los últimos 3 minutos. Sea como sea, tendremos unas pechugas en salsa de champiñones y nata deliciosas, un pollo a la crema sencillo y rico rico.

Salsa para pollo agridulce:
10

En el caso de usar esta salsa, es conveniente que usemos trozos de pollo sin hueso, pues comer un pollo con salsa agridulce e ir quitando trozos de hueso es muy desagradable.

11

Una vez que tenemos el pollo limpio, nos ponemos manos a la obra con la salsa. Exprimimos las naranjas hasta obtener medio litro de zumo. Lo reservamos en una jarra.

12

Aparte, en un cazo ponemos un hilito de aceite y lo llevamos al fuego. Mientras el aceite se caliente, pelamos y picamos la cebolla en brunoise.

13

Cuando el aceite esté lito, añadimos la cebolla, sazonamos y dejamos que esta se rehogue a fuego medio hasta que comience a estar transparente. En ese momento, añadimos el zumo de naranja, el azúcar, una pizca de sal, el caldo de pollo, el ketchup, un chorrito de vinagre y otro de salsa de soja.

14

Mezclamos todo con unas varillas de mano y dejamos que se caliente hasta que la salsa de pollo comience a hervir. En ese momento, bajamos a fuego suave y dejamos que nuestra salsa agridulce cueza lentamente, removiendo de vez en cuando, unos 15 minutos o hasta que veamos que comienza a reducir un poco.

15

Retiramos el cazo del fuego, trituramos la mezcla con la batidora hasta que no nos queden grumos y ya tendremos lista una deliciosa salsa agridulce para pollo que usaremos para dar sabor a nuestro pollo.

16

Esta salsa es perfecta para que le demos sabor a un pollo frito rebozado. Lo podemos napar con la salsa, como en el caso anterior, o cocerlo unos 2-3 minutos en la salsa para que el pollo coja todo el sabor de la esta.

Salsa para pollo al horno:
17

Esta salsa de pollo es perfecta para darle un delicioso sabor a limón al pollo que estamos horneando, o a la carne de pollo una vez que esta está horneada y se prepara de la siguiente manera.

18

En un vasito, ponemos un par de cucharaditas de agua fría y en ella diluimos una cucharadita de harina de maíz refinada. Reservamos.

19

En una sartén, ponemos el zumo de limón, un chorrito de vinagre de manzana y el azúcar y llevamos al fuego.

20

Removemos y cuando el azúcar esté prácticamente disuelta, agregamos el caldo de pollo, las bolitas de pimienta y el romero desmigado.

21

Mezclamos y mantenemos la salsa de limón hasta que comience a hervir, momento en el que retiramos un poco la sartén del fuego, añadimos la mezcla de agua con la harina diluida y volvemos a llevar al fuego.

22

Seguimos removiendo a fuego suave y dejamos hasta que nuestra salsa para pollo comience a espesar. Retiramos y, o bien servimos sobre la carne una vez horneada, o bien la regamos con ella durante los últimos minutos del horneado para que tomen bien todos los sabores antes de servirla.

23

Sin duda una receta de pollo perfecta con esta salsa, es hacerla sólo con muslos, de esta forma tendremos unos muslos en salsa increíblemente jugosos y llenos de sabor.

Foto orientativa: jeffreyww

Nota del autor:

Sin duda los platos con pollo son de los más versátiles que hay en la cocina, pues es una carne con poco sabor por sí misma que suele impregnarse bien del resto de sabores y salsas con las que se acompañen. Uses pollo de granja, pollo campero o pollo criado en cautividad, hacer pollo en salsa con cualquiera de las recetas que he indicado, será un éxito asegurado.

Salsa de pollo ala crema, para pollo a la plancha Aunque yo en la receta he indicado que se usen champiñones, realmente se puede preparar con los hongos que más te gusten o cambiarlos cada vez que la hagas para conseguir un pollo en salsa con sabores diferentes con la misma preparación de la salsa como base.

Además esta salsa para pollo puede usarse también para hacer unas deliciosas albóndigas de pollo, e incluso es perfecta para darle un toque de jugosidad y cremosidad a un filete de ternera o de cerdo a la plancha, sin duda es la salsa perfecta entre las salsas para carne que podamos encontrar.

Salsa agridulce para pollo Si al terminar la salsa agridulce ves que te queda muy espesa o muy fuerte, puedes rectificar tanto la textura como su sabor añadiendo un poquito más de zumo de naranja o caldo de pollo al gusto, incluso un poco de agua puede ser perfecta, sobre todo en el caso de que la salsa esté fuerte de sabor.

Salsa para pollo al horno Si te gustan las salsas ligeras y no necesariamente espesas, no es necesario que añadas el agua con la harina diluida, pues esta mezcla es justo para dar cuerpo a la mezcla.

Yo te recomiendo que si vas a regar con la salsa la carne en el horno, no la uses, pues en este caso necesitamos que la salsa esté más ligera, pues si está muy espesa se repartiría un poco mal y la harina podría quemarse en el horno.

Una de las recetas con pollo que más me gusta y que deja una salsita distinta y deliciosa, es la Receta de pollo marinado que está en esta web. Me encantó la primera vez que lo hice y la sigo haciendo muchas veces pues está deliciosa.

Entre las comidas con pollo preferidas en mi casa, tenemos el Pollo en salsa con patatas con el sabor inconfundible del curry. También el Pollo con salsa de mostaza es una delicia llena de matices de sabor.

Pero sin duda el pollo en pepitoria de toda la vida, es lo mejor.

Si lo que te gusta es el pollo en salsa blanca, he encontrado este vídeo que te puede resultar la mar de interesante. Yo no la he hecho, pero con sólo ver el vídeo he babeado, jeje.

Y otro que sin duda te puede gustar es este pollo en salsa bbq (o carne de pollo en salsa barbacoa) como lo preparan en este vídeo. A mi lo de hacer esta receta con tiritas de pollo me parece la mejor de las ideas.

Otras búsquedas relacionadas con "Salsa para pollo"